domingo, 17 de diciembre de 2006

Mucho tiempo hacía...
...desde mi último post. La verdad es que no ha habido mucha novedad en el frente danés en este tiempo, así que también lo he dejado correr un poco.
En estos días ha habido un puente, porque aunque esté en Dinamarca, determinadas fiestas españolas también son fiesta para el personal de la Oficina Comercial, y entre ellas han estado el día de la Constitución, y el de la Inmaculada.
Además, el pasado martes tuvo lugar la comida de Navidad en la oficina, en la Sala de Juntas. Pusimos 150 coronas (unos 20 EUR) y comimos: embutido español -salchichón y jamón- y aceitunas para empezar, pescado para seguir -pescado empanado y arenques con alcaparras y cebolla roja-, carnes diversas -Flæskesteg o cerdo al horno con lombarda dulce y pepinos en vinagre, medallones de cerdo con cebolla caramelizada y champiñones, y Roastbeef con Remoulade, y el dulce típico danés del arroz con leche y almendras con mermelada de cerezas por encima.

Foto del Flæskesteg

Por cierto, para empezar cava, para seguir Snaps (45º) con cerveza, vino blanco y tinto...

También, al acabar la comida, daba comienzo un juego "peculiar". Todos los comensales habíamos llevado un regalo, adecuadamente envuelto. Al acabar de comer se depositaban todos encima de la mesa, y se iba lanzando un dado por turnos. Un 6 daba derecho a coger un regalo, y podían tocarte tantos regalos como suerte y comensales hubiera. Una vez agotados los regalos, se sigue jugando, pero en lugar de coger un regalo de la mesa, se coge de los de otro jugador. El juego acaba con un tiempo determinado. Mi regalo final fue un calcetín para colgar en la chimenea (¿?).

De hecho, el final de aquella comida fue algo abrupto, ya que tenía que estar a las 16.30 h. haciendo la prueba de nivel para mis clases de francés (empiezo en enero).

Por otro lado, ayer (viernes) hubo otra fiesta de despedida: la de Blanca, becaria de la regional andaluza, en la oficina, y de despedida/navidad con la colonia de españoles. Esta vez no hubo que poner las 20 coronas de rigor para los eventos de la oficina, ya que sobró presupuesto de la comida de Navidad... A la fiesta de españoles todos llevábamos granito de arena, y en nuestro caso, María y yo llevamos esto:

3 empanadas de atún, una tarta de manzana, dos bizcochos de chocolate y un bizcocho de manzana. María también llevó botellas de vino australiano.

Vuelvo a España el jueves por la noche, ya entrado el viernes, así que supongo que hasta después de Navidad no habrá nuevas entradas.

Estoy buscando, por si algún alma caritativa puede ayudar, un precio razonable para ir a Berlín del 30 de diciembre al 1 de enero. El avión no me baja de 294 EUR, no hay tren de vuelta (sin pagar medio riñón izquierdo) y lo único factible en estos momentos es un autobús nocturno que de ida bueno... pero de vuelta me deja en mitad de Copenhague a las 5.30 h. de la mañana de un día que entro a currar a las 8.30 - 9.00h. Todo ello por la módica cantidad de 100 EUR... Se admiten sugerencias...

Etiquetas:

3 Comments:

Blogger Ivan said...

Como os cuidais los de la embajada danesa con las comidas!!! Ya veo que con los regalos no tan generosos (un calcetín para colgar en la pared??), y quiza habria sido mejor hacer un amigo invisible, que si alguien se queda luego sin regalo, sienta un poco mal!!!

9:53 a. m.  
Blogger issa said...

Va a ser que vas a volver al currillo andando...je je je ¡¡qué malota soy!! Pásalo bien estas navidades y no bebas tanto que te sienta mal.

8:47 a. m.  
Blogger LuisJa said...

Pues la verdad es que se puede comer todo eso en Copenhague por menos dinero, y mejor (quiero decir, nosotros lo comimos frío, o como mucho del tiempo, mientras que si lo pruebas caliente no resiste la comparación, ¡está muchísimo mejor!).

Estoy de acuerdo que hubiera sido mucha mejor idea hacer un amigo invisible para lo del regalo, pero el afán innovador (y otras cosas que me callo) tiene estas cosas...

Isa, al final cogiendo la ida con una compañía y volviendo con otra ha solucionado el problema. Salgo pronto de Berlín el día 1 -habrá que intentar dormir en el autobús- y llego a casa a cenar, y por tanto con horario de transporte público normal. Ya no hay nada para que este fin de año no sea ¡MEMORABLE!

8:57 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home