lunes, 16 de abril de 2007

Tokyo: La gente

NOTA: Este post será actualizado con fotos en cuanto estén disponibles el resto de fotos del viaje, que serán puestas a disposición por los agrupadores en Tokyo en breve plazo...

Algo que no falta en ningún (o casi ningún) viaje es el elemento humano: la compañía. En mi caso, jugaba sobre seguro, ya que tres grandes tipos que conocí en el master andaban por allí. A saber: Iván, actual becario de inversiones de la Oficina Comercial de la Embajada (¡¡suena bien!!) y líder oro del grupo okupa de Semana Santa, albergando hasta 6 personas consigo en 31 m2 de piso, entre ellos yo, María, becaria de moda española en la Oficina Comercial de la Embajada (¡¡También suena bien!!), que se dejó ver convenientemente durante los saraos más concurridos, es decir, el ya mencionado Hanami (botellón bajo los cerezos en flor), copitas de miércoles night... y Adrián, becario hábitat de la Oficina Comercial de la Embajada (no podía permitir haber nombrado el título de los otros dos y dejármelo fuera a él) aquejado durante la visita de achaques propios de la edad, aunque a las copitas del miércoles si conseguimos que asistiera, antes de emprender su Semana Santa allende las fronteras japonesas.

Además de ellos, hay que nombrar a las visitas que andaban ya por Tokyo cuando yo llegué, es decir, los hermanos Hernández y Hernández (José Marcos y Jorge, quien además es antiguo compañero de colegio y facultad), y Don Francisco, "chico" para los amigos. Ellos fueron mi "equipo" los tres primeros días para seguir la gymkana que nos había preparado líder oro (muy japonesa... unos tres templos de media por cada medio día) y por la que estamos sumamente agradecidos, ya que hubiera sido muuuuuy complicado comunicarse con cualquier japonés (lo intentamos) para preguntar qué hay que ver o cómo llegar, cosas que teníamos de antemano con mapas realizados con detalle ad-hoc por líder oro.

También hay que mencionar las visitas de Megumi... pero claro, no hemos presentado todavía a Megumi: becaria COMEX de la Oficina Comercial de la Embajada, con sangre japonesa en sus venas, y sus dos visitas: Bárbara y Fara, bellas acompañantes en el resto del viaje que hacía que el grupo de 21 personas que en algún momento se movía por Japón no fuera un batallón de infantería.

Por otro lado, dos Borjas: Borja Sánchez, becario de comercio exterior de la Oficina Comercial de la Embajada (este si que suena bien...) y Borja Robleda, becario de moda, que aparecieron y desaparecieron como el Guadiana, pero que estaban ahí siempre que había fiesta, lo que nos hace preguntarnos si apareceríamos en los periódicos japoneses: ya me estoy imaginando la noticia "Líder oro envía las tropas españolas al Palacio Imperial de Tokyo la mañana del martes. Se ruega a la población que libere los caminos entre la estación de tren y el palacio, y se abstengan de echar soja a los guerreros de infantería. Son extremadamente abiertos e easygoing aunque no sepan una palabra de japonés, por lo que si quiere hablar con ellos, no tiene más que devolverles la reverencia que van haciéndole a todo el mundo".

Cómo iba a olvidarme del gran Pichón... digo Señor Don Pablo Picón, acompañado esta vez de Silvia, quien fue capaz de compartir 31 m2 (¿eran 31, Iván?) con otros 6 tíos durante... una noche (más que suficiente, seguro que pensará ella). El gran Pablo buscaba un casco, pero acabó comprándose un curioso atavío de escolar nipón que hay que reconocer que no le quedaba mal, pero que a punto estuvo de hacer que se congelara durante el viaje. Hay que decir que Pablo consiguió llevarse algo de dinero de vuelta, o más bien que no hipotecó la beca antes de volver a Malasia... perdón, ¡Filipinas!.

Y por último, Enrique's people. El grupo de Enrique, becario de información e informática de la Oficina Comercial de la Embajada, fue el más numeroso, con siete miembros en su grupo, que una vez unidos a los del resto, formaban el batallón de españoles que coincidió en Semana Santa en Japón.

Una vez hechas las presentaciones, y una vez que complementemos este post con las fotos y vídeos prometidos, pasaremos a describir el viaje con pelos y señales. Hasta entonces... Arigató gon sai máaaas.

Etiquetas:

7 Comments:

Blogger Buttercüp said...

Ayyyy como te haces esperar ;)

6:35 p. m.  
Anonymous chico said...

Hola a todos, que tal por dinamarca mucho frio,aqui por fin parece que empieza a llegar el calorcito que ya se estaba retrasando.... Yo sigo a lo mio, haciendo un trabajo de economia del que no tengo ni idea, como me arrepiento de no prestar atencion a tus discursiones sobre economia que tenias con los pablo...
Estoy a la espera de un nuevo capitulo de tus aventuras en japon.
P.D: me ha gustado eso de Don Francisco, la gente que no me conozca va a pensar que soy alguien serio y respetable, jeje

12:37 p. m.  
Anonymous fara said...

Osea que nosotras somos las bellas divas no? y la de los ligueros por mitad de muslo y minishorts que era??????
besitos os echo de menos

7:08 p. m.  
Blogger meguchan said...

muuuy buenas tu descripciones de toda la Armada Española!!! un besitoo

3:42 p. m.  
Blogger Ivan said...

muy detallada la descripción, Luisja, pero no me puedo creer que te hayas dejado en el tintero a los dos filipinos!!!! (Pablo y Sylvie)

5:32 p. m.  
Anonymous Jorge said...

Bueno, bueno, veo que nos estás dejando a todos muuuuuuuuu bien (aunque ya veo que Iván está puntualizando pa variar, es que ya sabes que el líder oro es omnisciente (por ello es líder claro)).
Espero que ya hayas pasado lo peor de la mudanza (ya contarás) y si no piensa que el verano está más cerca con todo lo bueno que tiene.
Fue bonito volvernos a reencontrar tras tantos abatares (la teoría del mundo pequeño tiene estas cosas) y nada, que por aqui seguiremos tu diario con atención.
1 fuerte abrazo!

7:53 p. m.  
Anonymous Becario jefe said...

La gallina turuleta ha puesto un huevo, ha puesto 2, ha puesto 3.....laralalarala

1:44 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home