sábado, 17 de marzo de 2007

Cine: Blood Diamond


Para ser sincero, empiezo a estar algo cansado ya de películas de concienciación o de denuncia. No se me malinterprete: estoy de acuerdo que hay que ser consciente de que vivimos muy bien donde y como vivimos, y que tenemos posiciones privilegiadas en cuanto al ritmo de vida que llevamos en comparación a cómo lo pasan otras personas en otros lugares del planeta. Pero también os digo que cuando voy al cine, en general, quisiera pasar un buen rato, divertirme y disfrutar. Las tres últimas pelis (Pursuit of Happyness, The Last King of Scotland y esta) me han hecho salir del cine con el corazón encogido, y hombre, de vez en cuando está bien, no digo que no, pero ya empiezo a echar de menos alguna comedia, alguna de acción pura (007 o similares) o incluso algún pastelón... No es que sean malas películas, que no lo son, pero son muy tristes, y desde luego no es lo que estos días voy buscando de una peli en el cine.

En fin, a lo que íbamos... La peli está (otra vez) muy bien. Localizaciones impresionantes, guión decente, Leonardo di Caprio en uno de sus mejores papeles (para mi gusto)... y ahora vienen los peros: se puede decir que es una película de gatillo fácil (¡¡me gustaría saber qué parte del presupuesto se ha ido en balas!!), es muy triste y encima es posiblemente muy próxima a la realidad de algunos países africanos acutales.

La historia es la historia de Salomon, un Sierraleonés -¿se dice así?- que es arrancado de su pueblo y su familia y llevado a una mina de diamantes, donde encuentra uno bien grande, y todo lo que le pasa a partir de entonces. Leo di Caprio es Danny, una especie de mercenario superviviente dedicado al tránsito ilegal de las piedras, y el personaje femenino es una periodista avezada.

Las denuncias de la película son el tráfico de diamantes ilegales, y lo que se financia con ellos, la utilización de niños-soldado (importante presencia del programa de alimentos de Naciones Unidas) y la doble moral de los países desarrollados.

Bueno, que esto empieza a parecerse ya demasiado a un blog de cine... El próximo fin de semana llega visita de Polonia, y promete... vaya si promete. Esta semana ha sido una semana prácticamente seca -ayer por la noche llovó de lado, pero bueno...-, incluso con mucho sol por momentos (frío, pero soleado, que aquí es noticia) que hacen vislumbrar que es cierto que cuando empiece a mejorar el clima, la ciudad y la gente (tendríais que haber visto la calle a las 12 de la mañana hoy...) va a mejorar considerablemente. ¡¡Y estaré por aquí para contároslo!!

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home