domingo, 4 de marzo de 2007

Ahora si... ¡BRUSELAS!

Ha llegado el momento, una semana después del evento, cuando todo está más asentado, más reposado, más meditado... de contaros desde mi particular y friki punto de vista, mi viaje a Bruselas (23 a 28 de febrero de 2007, año 1 de la era friki-europeísta).



El viaje comenzó con sobresalto. Desde el día anterior, el temporal de nieve en Copenhague, y más concretamente en el aeropuerto internacional de Kastrup - CPH, había hecho cancelar más de 120 vuelos, la mayoría de la compañía SAS (yo he volado con SN Brussels, que ya que soy friki, vamos a serlo del todo) que tiene sede aquí. Sin embargo, el magnífico sistema de monitorización que tienen en la página web, me informaba que mi vuelo no había sufrido retrasos ni cancelaciones, así que a la hora convenida, salí de la oficina rumbo al aeropuerto. Nada destacable hasta llegar al aeropuerto, en el que lo primero que me hizo posar la vista en algo fue esto:

Desde ahí a la salida buscando el autobús 12 que me llevaría al corazón de la Bruselas que yo iba a visitar: Rond Point Shuman. Una suave lluvia, y un gran amigo esperaban frente al edificio de Berlaymont. Eran pasadas las 17h. de la tarde de un 23 de febrero.

Pero no me he detenido suficientemente en los detalles... Rond Point Shuman puede pasar desapercibido al ojo no entrenado. Es una plaza, si. No parece nada del otro mundo: tiene una estructura que se ilumina con la energía cinética de los vehículos que pasan, como consecuencia del experimento de la presidecia alemana del Consejo este trimestre, pero no ganaría ningún concurso a la plaza más bonita, más grande, más impresionante... salvo si se mira con ojos de verdadero friki europeísta. Desde esta plaza, se puede ver el edificio del Consejo, actualmente el centro del poder político europeo, 60º a la derecha tenemos el edificio de Berlaymont, centro del poder ejecutivo europeo y espero que futuro lugar de trabajo (quizá algún día no muy lejano...): La Comisión Europea, otros 90º a la derecha y tenemos el mayor info-point europa: Schuman, 14. Detrás del edificio de Berlaymont está el edificio Carlomagno, sede de varias DG (Directorate General) de la Comisión que no caben en el edificio principal.

Para una plaza, ya es suficiente detalle... vamos al viaje.

Mi anfitrión estaba algo tocado físicamente, así que concentramos esfuerzos en la mañana del sábado. Tras desayunar, mi guía me llevó por la Avenue de Cortenbergh hasta el número 80: la oficina general de EPSO (European Personnel Selection Office). De ahí visitamos todo: Parlamento, Comisión edificio Berlaymont, Comisión edificio Carlomagno, Consejo, Comité de las Regiones y Comité Económico y Social, pasando por Eurostat, EPSO, info-point y la librerie européene, donde hicimos una parada técnica para resolver un asuntillo pediente.

Hay documentos gráficos de todo esto más allá de los ya publicados, aunque no quiero saturar la entrada con fotos como las que ya he publicado.

Por la tarde, tras comer algo y descansar, fuimos al restaurante donde los becarios Icex y no Icex habían organizado una macro cena (25 personas), no sin antes ir visitando lugares habituales de semejante fauna bruseliense como el Monk.

Tras la cena, y constatar que entre 25 personas hay muchos gustos y muy diferentes entre si, nos acercamos a la bolsa, donde hicimos la foto de familia, y entramos en el primer garito de la noche. Un ratillo después cambio de garito a otro que buena parte de los becarios autóctonos llevaban mencionando toda la noche, y que no se por qué mi mente ha borrado totalmente (seguro que en los comentarios no tardará en salir el nombre). Este local tiene algo más de historia: aparte de tener que esperar en la calle una cola respetable, y que el puerta (2 x 2 metros, maño) aleccionaba al entrar para dejar propina a la salida, entramos en series de 5 personas. Nada más entrar llama la atención que la mayoría de la gente baila encima de las mesas, cosa que en principio puede parecer estúpida, pero que tras una mala entrada, donde me tiraron encima cerveza, ceniza e incluso un buen golpe de jarra de cerveza en la cabeza, en cuanto tuve ocasión subí a una de las mesas, lugar muchíiiisimo más seguro. Esta es la pinta que tenían los de abajo desde 'mi sitio' encima de la mesa, que sólo abandoné 15 minutos antes de que cerraran el local:

Y esta es la pinta que tenían los de arriba, una vez que hube bajado:

A la salida del local que cerraba, Lupe orquestó una opa hostil para llevarnos a un último lugar, pero el largo día, la hora y el cansancio acumulado consiguieron soportar el duro ataque, y nos fuimos a descansar... ¡No!. 23h. del 24 de febrero en Miami. Lande se preparaba para una buena noche de marcha. 13h. del 25 de febrero en Tokyo, donde Iván, María y Adrián estarían comiendo. 5h. de la mañana en Bruselas... dos frikis europeístas dejan el taxi en Rond Point Schumann (nombre clave: Grand Place) y se dirigen a C-80, donde para los anales del europeísmo más exacerbado, dejan constancia de ello con el siguiente documento gráfico (aviso: la carga de frikismo de la siguiente foto no es apta para todos los públicos. A pesar de que haya alcanzado un cierto aguante de europeísmo siendo asíduo lector de este blog, haber aguantado a su autor en ciertas ocasiones, sacado ciertos temas de conversación, etc. no es seguro que siga siendo el mismo después de verla. Incluso aunque al principio no lo note, algo en su interior se revolverá desde el mismo momento en que lo vea. No podrá dejar de pensar en ello. Queda todo el mundo avisado.):

La mañana del domingo fue reservada para un 'brunch' en el Pain Quotidienne, que no pasará a la historia a pesar de las muchas y buenas recomendaciones (habrá que volver para encontrarle el punto al sitio), y el turismo 'normal': Grand-Place, Manneken Pis, su hermanita, el parque de San Leopoldo, un buen gofre de Lieja con chocolate, la impresionante Catedral, la Bolsa (de día), el Parlamento belga, el Tribunal de Justicia belga... Despedimos a María a media tarde para que no perdiera su avión, y seguimos con la visita hasta que la lluvia fue tan intensa que se hizo recomendable volver a casa, y repasar un poco para lunes y martes.

El lunes por la noche se me presentó el 'Old Oak', o bar-restaurante del Trivial. Es un local agradable, en el que por un módico precio se participa en un concurso con formato trivial respondiendo a preguntas y compitiendo entre mesas por una botella de champán y un premio en metálico a sortear entre los campeones semanales al final del periodo.

El martes conocí uno de las pocas sedes de instituciones comunitarias que no habíamos visitado: la Torre Madou, bajo la cual había una magnífica chocolatería de Leónidas donde paré a comprar un 'souvenir'.

La partida fue tranquila, con tiempo, aunque coincidió con la salida masiva de gente del Parlamento y el Consejo al aeropuerto, por lo que el trayecto se hizo bastante pesado. El avión salió a su hora, aunque haciéndome recorrer casi todo el aeropuerto cambiando puertas de embarque antes de la salida.

Aunque estoy en pleno estudio de campo para confirmarlo, en Bruselas hizo mejor tiempo que en Copenhague, de tal manera que en 5 días que estuve llovió 3, y otros dos simplemente estuvo nublado, así que de conseguir mi objetivo de conseguir un puesto de trabajo allí, la adaptación climatológica no sería ningún problema, ya que he sido capaz de aclimatarme a Copenhague.

Agradecimientos: a mi gran amigo y anfitrión Alex, con ánimos y fuerzas para que no pierda comba y tenga suerte 'en la próxima', y por su gran regalo; a María, por poner el punto de cordura a tanto europeísmo desatado, y ser capaz de hacer que reconozcamos que la Grand-Place NO ES el Rond Point Schuman; y al resto de becarios bruselienses y visitas de los mismos, por acompañar magníficamente el viaje de este año (especial mención a Lupe, aunque se oculte de las cámaras como una estrella del rock y a pesar de no habernos convencido de aguantar hasta el amanecer el sábado. Espero veros a todos muy pronto.

Etiquetas: ,

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Por fin unas fotos "decentes" del Luisja en Copenhague, chico es que reconoceme que estas son "mucho mas mejores", claro que el "gorrito negro" y la "bufanda de cuadritos marron",atada al cuello que solo se te ven los ojos ( porque claro no será por frio) era muy sospechoso............................lo que estabais planeando.
Para los que te seguimos desde otros lares incondicionalmente y devoramos todos los capitulos de tus "venturas y desventuras" es muy significativo jejejejejejejeje ................
si si si con que a bruselas a entrevistas de trabajo.....habeis ido a "reclutar" más gente para la manifestación pillin porque como es de preveer en el siguiente capitulo la habeis armao pero bien.

1:19 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Er josele

1:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home