sábado, 28 de octubre de 2006

Viento, mucho viento

Un nuevo meteoro ha hecho su aparición en mi periplo danés: el viento.

La verdad es que hasta ahora lo del viento era un dato que me pasaba inadvertido en los partes meteorológicos, pero a partir de ahora será uno de los datos que busque.

El jueves, cuando miré la previsión del tiempo para el fin de semana (http://www.dmi.dk/dmi/index/danmark/regionaludsigten/kbhnsj.htm) vi que habría nubes, lluvia y quizá algún intervalo soleado... Todo normal. No me fijé en un dato que en la página que os he dado (y que gracias a Rafa utilizo para estar prevenido de la lluvia, y ahora del viento), y ese dato es una cifra de velocidad y dirección del viento: en aquel caso, 20.

Y me preguntaréis: ¿20 qué? ¿20 km/h? No, más hubiera querido yo. Los 20 eran m/s. Para los de letras os diré que son alrededor de 72 km/h. ¿Y eso es mucho o poco? Para hacerse una idea, lo más aproximado que se me ocurre es que saqueis la cabeza por la ventanilla con el coche a esa velocidad, como si fueras perrillos... No, en serio, es mucho viento, y más si uno va en bici al curro. ¡Tendríais que ver qué bandazos daba encima de la bici! Sobre todo al pasar por los cruces, cuando llegué a la zona de los lagos (sin edificios que lo paren), o incluso en calles anchas.

Algún danés me soltó algún improperio desde otra bici, algo así como ¡dominguero!, porque como todavía soy un sin papeles, todavía no estoy dando clases de danés...

Lo más impresionante fue en un momento que tenía que girar a la derecha, justo pasados los lagos, y según encaro dirección sur, la bicicleta literalmente SE PARÓ. Ni con la primera marcha, que ese día quiso entrar (cosa rara, por otro lado), había forma de mover la bici. Me tuve que bajar, hacer ese tramo a pie empujando la bici, y volver a montarme en el siguiente cruce.

Al llegar a la oficina comenté el tiempo (¡qué topicazo!) y me dijeron que hace 8 años, llegaron a registrar 150 km/h en Copenhague. ¡Eso es un huracán!. Contaban que en aquella ocasión tiró postes de luz, tejas, arrancó árboles, y sobre todo, dejó sin luz casi un día toda la ciudad.

Lo del viernes no llegó a tanto, sólo tiró al suelo muchas de las bicis aparcadas por todos lados, e hizo mi ida y venida al curro mucho más emocionante que a diario.

Otra vez más, lástima de cámara.

4 Comments:

Anonymous Rosalia said...

no es por dar envidia, pero el sábado tuvimos unos 28 grados en Madrid!!!!
Un besazo

8:56 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Has pensado en poner una vela a la bici?, con tanto viento puede llegar a ser lo mas parecido a un vuelo de bajo coste, acuerdate del timon de cola para torcer en las esquinas.

Si lo que yo decia al final acabas tuneandola,y lo de la primera no te preocupes en el anuncio del conche que llevaba un elvis en el salpicadero tambien rascaba un poco.
Aqui en madrid casi verano...... Josele

11:54 a. m.  
Blogger LuisJa said...

Y dice que no es por dar envidia...

8:00 p. m.  
Blogger LuisJa said...

A ver si te vienes a maqueármela, Jose, que yo bastante tengo con las reparaciones...

En tres semanas, ya he estado allí cinco veces: se le salió la cadena (holgura), problemas con el cambio (3 veces), y ayer un pinchazo (a las 3 de la mañana y lloviendo como si Noé acabara de terminar el arca, como hubierais deducido si dominarais la Ley de Murphy).

Así que si hay que ponerle velas, pintarla de llamas rojas y amarillas, y montar una compañía de vuelo bajo coste "eternal flame", te dejo ser mi piloto y ponerle un Elvis colgando del manillar...

8:04 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home